La Cosmética Natural

¿Has escuchado hablar sobre la cosmética natural o ecológica y te entran dudas sobre qué es?

Pues seguramente, si habrás escuchado hablar sobre ella, ya que desde hace varios años ha comenzado no solo a tomar más fuerza, y las seguidoras que una vez que la prueban, nunca más regresan a la cosmética convencional a la que estaban acostumbradas por años, te preguntaras ¿a que se debe este crecimiento y popularidad? Bueno las razones son muchas pero comencemos explicando porque va creciendo la popularidad de la cosmética natural.

Nuestro cuerpo absorbe en un 60% todos los ingredientes químicos que son utilizados en los productos de cosmética industrial.


La piel es nuestro órgano protector la cual tiene varias capas que nos protegen de agentes contaminantes nocivos o potencialmente nocivos que se encuentran en la atmósfera en la que vivimos, al vivir en una ciudad es más probable ser afectados por una mala calidad ambiental que acelera la edad biológica de la piel. Dando como consecuencias: Aumento de la generación de radicales libres que favorecen la aparición de arrugas y falta de firmeza, Se reducen los niveles de vitamina E y C que son antioxidantes naturales de la capa córnea, disminuye el aporte de oxígeno a los tejidos lo que produce tener una piel rugosa y flácida y al estar menos oxigenada pierde elasticidad. Dadas estas consecuencias las personas, en su mayoría mujeres, preocupadas por la salud de su piel, buscaron opciones que les ayudasen a contrarrestar estos efectos negativos utilizando cosméticos que al momento les dieron resultados a cortos plazos pero que a la larga sin saberlo les trajeron resultados nocivos no solo para su piel, si no para la salud de su cuerpo como problemas dermatológicos, alergias, etc. esto se comprobó gracias a la investigación moderna que revelo que nuestro cuerpo absorbe en un 60% todos los ingredientes químicos que son utilizados en los productos de cosmética  industrial.

Por estos motivos la cosmética natural es la nueva tendencia en el área de la belleza y está obteniendo muchos seguidores gracias a sus formulaciones ecológicas en las que no se encuentran los elementos químicos y tóxicos. También se le puede nombrar cosmética ecológica, ya que estos productos son muy positivos para la piel, al estar elaborados únicamente con ingredientes naturales son muy respetuosos con la piel y no producen alergias ni rojeces, como a su vez su elaboración cuida nuestro medio ambiente.

Existen en el mercado varias marcas con productos que dicen ser elaborados de forma ecológica y con productos naturales, pero que en realidad no son así.


Pero ¿Cómo podemos saber si un productos es 100% natural y ecológico? Existen en el mercado varias marcas con productos que dicen ser elaborados de forma ecológica y con productos naturales, pero que en realidad no son así. Para que ustedes los consumidores puedan tener una plena seguridad de que el producto que consuman sea 100% de cosmética natural y ecológica sin ser expertos en el tema, existen varios organismos que certifican la cosmética elaborada a partir de ingredientes de cultivo ecológico como por ejemplo: la asociación BDIH en Alemania, la asociación ecológica Demeter y Ecocert junto a Qualité France en Francia.

Para que estas asociaciones puedan dar los respectivos certificados a cada producto, estos deben cumplir con un listado de rigurosos requerimientos y reglas para que puedan considerarse ser de una cosmética realmente natural, vamos nombrarlos:

  • Quedan prohibidos el uso de derivados del petróleo como: siliconas, parafinas, aromas, etc. en la creación de estos productos. Aunque los efectos a largo plazo de muchos de los añadidos químicos son desconocidos, se sabe que muchos de sus ingredientes químicos son agentes cancerígenos y sus efectos pueden provocar reacciones alérgicas que causan erupciones, irritaciones en la piel o inclusive crear problemas de mayor gravedad que pueden crear lesiones en ella.
  • Queda vetado el uso de ingredientes obtenidos mediante síntesis química pura.
  • Las materias primas de los productos deben proceder de plantas y de preferencia que sea de cultivo ecológico certificado.
  • Queda Prohibido las pruebas en animales.
  • Las materias primas vegetales si están permitidas siempre y cuando sean auténticas, no pueden proceder de especies protegidas o amenazadas de extinción, y deben evitar causar daños ecológicos tanto en su extracción como transporte.
  • Las materias primas están permitidas, siempre y cuando se usen por sus propiedades intrínsecas, y no destruya el medio ambiente.
  • Queda prohibido el uso de sustancias que puedan de producir alteraciones hormonales, o sobre las cuales pese la más mínima sospecha de ser cancerígenas.
  • Se permiten conservantes naturales como el ácido benzoico, ácido ascórbico, ácido salicílico y alcohol bencílico.
  • Está vetado el uso de las radiaciones, tanto en la materia prima como en los cosméticos ya elaborados, para eliminar gérmenes o bacterias de los cosméticos.
  • Los procedimientos de fabricación usados deben ser simples y no contaminantes.
  • Los materiales utilizados en los envases deben proceder de fuentes renovables y se han de poder reciclar tras haber sido utilizados.

Teniendo en cuenta que los productos de cosmética natural cumplen con todos estos requerimientos, ustedes los consumidores pueden tener una completa garantía de que los productos que utilizaran serán saludables, ecológicos y no se verá afectada su calidad ni utilidad, por estos motivos es que la cosmética natural ha comenzado a pisar con fuerza, con una creciente cantidad de seguidoras y seguidores en varias partes del mundo como Europa, siendo bien apoyada por asociaciones renombradas y dando beneficios para la salud de la piel y el medio ambiente la pregunta que queda para usted es: ¿Qué espera para comprobar usted misma todos los beneficios y calidad que le ofrece la cosmética natural y ecológica?

También te gustaría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *